martes, 3 de enero de 2017

Recuentos

Me cargue de sorpresas,
dedicadas para mí,
me despedí de malas horas,
vuelvo a sonreír.

Me llene de tus besos,
los pude definir,
entendí cada intento,
me vuelvo a definir.

Estreche palabras,
arrojadas al viento,
desesperadas y eternas,
que ahora leo sin mentir.

Me vi atormentado,
de vez en cuando acorralado,
lo que quería existir,
de mi lado abandonado.

Aprendo a discernir,
cada momento, 
angustia, alegría y falta,
decido, estar junto a ti…
Copyrighted.com Registered & Protected 
1FXU-HUNF-DFHT-7GO9
Publicar un comentario