sábado, 30 de diciembre de 2017

Amores

El amor de mi vida,
se materializo en diferentes pieles,
en diferentes tiempos,
fue mi único amor,
que permitio dedicar,
darme y blasfemar,
desear.

El amor de mi vida,
entendí,
furon recuerdos,
no esperar,
perderse para entregar,
nunca para siempre.

El amor de mi vida,
que espero concebir,
como otra oportunidad más,
con lecciones aprendidas,
y mis ganas de conciliar.

Que el tiempo no cura,
los males que adentro,
se retuercen por cicatrizar,
que somos dueños,
de nuestro bienestar.

Tenemos,
experimentamos y vivimos,
lo que creemos merecer,
simple,
y nada más.
Publicar un comentario